Registrarse | Iniciar sesión
Comportamiento de perros 2 comentarios

Gatos y perros, ¿pueden llevarse bien?

Gatos y perros, ¿pueden llevarse bien?Contrario al refranero e imaginario popular, donde los perros y gatos se odian por naturaleza, debes conocer que ambos animales pueden convivir durante toda su vida y fomentar una linda amistad.

Conseguir esto no es muy difícil ni requiere experiencia en el adiestramiento de mascotas. Sólo deberemos seguir un conjunto de normas o principios básicos que nos garantizarán hacerlo en el menor tiempo posible y sin la ocurrencia de algún incidente desagradable entre los dos animales. Si los hacemos correctamente, veremos cómo llegarán a compartirlo todo y desecharemos por siempre de nuestra cabeza aquellos prejuicios que nos hicieron dudar de si adoptarlos juntos y elegir forzosamente entre uno y otro.

Una buena relación no depende de la especie, sino de la educación

Antes que nada debemos aclarar que al igual que en las personas, cada gato y cada perro son únicos. En el hecho de que se lleven mal no influye que pertenezcan a distintas especies, sino más bien al carácter, temperamento y educación de cada uno. Por ello lo más aconsejable para hacer convivir un gato con un perro es que sean jóvenes, pues es la etapa en que la personalidad del animal, por decirlo de alguna forma, está en plena formación.

Como características generales conocemos que los gatos son independientes por naturaleza, necesitan de su propio espacio y no requieren de atención humana para dar paseos o realizar ejercicios, mientras que los canes sí necesitan socializar más con sus dueños. 

Necesitan tiempo para asimilar sus diferencias

Un dicho muy ilustrativo dice que los gatos nos ven a los humanos como sus esclavos y los perros como hermanos.

Apenas ambos animales se ven, descubren que son diferentes y no pertenecen a la misma especie, de ahí que requieran tiempo para asimilar esas diferencias y aprender a convivir con ellas y respetarlas. Nuestra misión consiste precisamente en hacer que ese proceso de aceptación transcurra lo más rápido y bien posibles.

Atención a la territorialidad

El primer asunto que debemos trabajar es el de la territorialidad. Si uno de los dos animales ya habita en la casa, cuando introduzcamos al otro debemos hacerle ver que el nuevo inquilino no viene a desplazarlo ni a usurpar su territorio, sino a ser un compañero de aventuras.

Gatos y perrosLos animales, los machos de temperamento fuerte sobre todo, velan su territorio con fuerza y cualquier ente ajeno al mismo provoca su ira y activa sus mecanismos de defensa. Por tanto, la introducción de un nuevo animal al espacio de otro debe ser paulatina y no abrupta, hasta que ambos puedan desplazarse y hacer estancia en los mismos lugares sin agredirse.

Un poco más de tiempo llevará que el gato y el perro puedan descansar y comer en los mismos espacios. En un principio tendremos que delimitar áreas separadas donde dormirán y comerán cada uno, pero con el tiempo y las costumbres que les vayamos incorporando, veremos que esto también es posible.

Lo idóneo para que la territorialidad no constituya un problema es que los animales sean de sexo opuesto. Así no habrá dos peleadores por el espacio ya que las hembras suelen prestarle menos atención a este asunto, excepto cuando están con sus crías pequeñas claro está. Si el caso fuera dos mascotas del mismo sexo llevará mucho más trabajo que se acostumbren a compartir, pero tampoco es irrealizable.

¿Celos entre animales?

Otro tema al que pondremos especial atención, muy relacionado también con la territorialidad, es el de los celos. En este sentido, tenemos que dar muestras de cariño y afecto a ambos animales por igual, aun cuando el perro es quien más las agradece. Si los dos comprenden que son igual de queridos o importantes para las dinámicas familiares, pues no tendrán problemas para respetarse e incluso quererse el uno al otro.

Perros y gatosImportante es destacar que aunque percibamos progresos rápidos en la convivencia entre ellos, no debemos dejarlos solos en el mismo espacio durante los primeros meses. ¿Cuándo hacerlo? pues cuando veamos que el perro no agrede al gato si este viene por un juguete que él ya tiene en su poder, o no le hace nada si este de osado come en su plato.

En este proceso no puede haber apuro ni forcejeo, pues un incidente nefasto puede amargar la experiencia. Las afiladas garras de los gatos y las fuertes mandíbulas caninas dan fe de ello. Con paciencia, nada de esto supondrá un proceso y podremos disfrutar durante años de bonitos y cómicos momentos con nuestras dos mascotas.

Nuestra actitud es primordial

En último lugar, pero no menos importante, está la actitud de la persona que convive con las dos especies. En el proceso de adaptación a la convivencia la persona no puede mostrarse nerviosa o con miedo. Esto no ayuda y no es menos cierto que los animales perciben ese miedo y en consecuencia se tornan más nerviosos y agresivos con los entes extraños.

Ante cualquier incidente nuestro rol será resolver la situación con firmeza, demostrando que realmente somos el alfa de la familia, y que si nosotros estamos dispuestos y resueltos a convivir entre todos, pues a ellos no les queda de otra. Por supuesto que esas demostraciones las haremos sin violencia, trasmitiendo armonía y sensaciones positivas a las dinámicas diarias.

Categorías: Comportamiento,
Compártelo:
Artículos relacionados
Comentarios
Eliminar este comentario
quiero adoptar un beagle o un labrador cachorro gratis vivo en avellaneda. gracias
Eliminar este comentario
kiero adoptar un perro de raza SHIH TZU vivo en la panamericana norte chiclayo _la victoria diganme kom hago para conectarme con ustedes este es mi numero 947430322
Enviar
Registrarse | Iniciar sesión
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña  
Regístrate en PerrosAmigos.com Cerrar ×
Nick/Usuario:
Email:
Contraseña:
Sexo:
Fecha de nacimiento:
  • Tu nick será tu nombre de usuario y no se permite cambiarlo una vez elegido uno.
  • Al registrarte en esta página, estás aceptando sus términos y condiciones de uso. Puedes leerlos aquí.
Regístrate
Si lo deseas, recuerda que también puedes iniciar sesión con tu cuenta de Facebook.